miércoles, 6 de febrero de 2013

¡Que Tomen Nota! Revista Vecinos/Febrero 2013


Cuando voy al parque con mi hija veo un montón de niños y no tan niños con su monopatín. Realmente hay furor con este deporte en el pueblo. Esos niños que durante años no han tenido más que el parque para jugar  o las típicas actividades como el futbol o el baloncesto, han encontrado un deporte que les llena y les aparta de otras actividades no tan lúdicas y más dañinas, como puede ser el rondar por la Plaza Patricio Calero. Sé que son muchos los que se quejan del infernal ruido que producen las ruedas del patinete contra el asfalto, ¿pero acaso no es eso mejor que ver a los hijos de nuestro pueblo ociosos y sin más expectativas de diversión que la de liarse un porro? ¿Somos tolerantes con los jóvenes que practican este deporte sin ánimo de molestar? ¿Se les ha ocurrido pensar que a pesar de que es un deporte que está en pleno auge en Corralejo, apenas recibe atención por parte del ayuntamiento? Tienen una pista de skate  en el parque botánico, bastante pobre, por cierto, que han ido mejorando ellos mismos. Pero queda un poco lejos para ir los más pequeños, además de que en cuanto oscurece y oscurece muy pronto, no tiene luz. Aficionados a este deporte me comentan que el resto del parque está alumbrado aunque a esas horas ya no hay gente paseando por allí. Estos chicos, que pueden aprovechar unas horitas más con el monopatín, pues se reúne un grupillo de adolescentes y adultos, que además son los que han mejorado un poco esa pista de skate, deben dejarlo para el día siguiente por falta de luz. Pregunto:  ¿porqué alumbran una zona que no tiene uso a esas horas y dejan a oscuras una que sí se utiliza?
También me extraña que se sigan plantando palmeras a pesar de que las que ya están, mueren por falta de cuidados. Me pregunto si el ayuntamiento debería centrarse más en la utilidad que le están dando estos chicos al parque botánico y en vez de plantar árboles que cuestan un dineral, se gastasen un mínimo en mejorar la pista de skate.  ¿Realmente el ayuntamiento hace cosas para el pueblo o pasa olímpicamente de las necesidades e inquietudes de los que vivimos aquí? Oímos justificaciones fáciles y mediocres como las de que no hay dinero, cuando vemos cómo se gasta en cosas que nunca se llegan a utilizar. Un claro ejemplo es el fabuloso centro de día de mayores, que con dinero del Plan E han construido para dejarlo abandonado. El parque botánico forma parte de esas construcciones que fueron  posibles gracias al famoso plan. Por favor, presten más atención a quienes lo utilizan. Generen trabajo abriendo los baños públicos e incluso un kiosco donde comprarse un refresco. Eso sería lo inteligente.

Si queréis leer la revista Vecinos de este mes, aquí la tenéis: Revista Vecinos de Fuerteventura.