jueves, 29 de noviembre de 2012

Trabajando Gratis


Quiero explicar la situación laboral en la que nos encontramos la mayoría de los trabajadores, pero por experiencia propia hablo personalmente de la hostelería. Hacemos horas gratis, se ahorran nuestra comida y ganan esa media hora que trabajamos sin llevarnos nada al estómago, corremos con la lengua de fuera simplemente para no regalarles más tiempo del debido a propietarios explotadores que quieren todo el beneficio sin pensar en la salud de sus trabajadores y por si fuera poco, nos vemos obligados a coger vacaciones en vez de bajas si queremos que nos renueven contrato. Muchos preguntaréis ¿Y te quejas? Al menos tienes trabajo. Y sí, tengo un sueldo de mierda que al menos ayuda a pagar facturas, que me llega para pasar las tardes de parque con mi hija y pagarme alguna cerveza. ¡Al menos mi calidad de vida sigue siendo cálida gracias a los amigos y la familia! Pero siempre me han enseñado a aspirar a más, a luchar por una vida justa. Encima nos quitan prestaciones por las que hemos cotizado. Díganme ustedes quien levantará el país cuando la España trabajadora esté tan enferma gracias a estos explotadores que nos obligan a ir enfermos al trabajo, que nos presionan para que forcemos al máximo la MÁQUINA. Si al menos trabajase de sol a sol en mis propias tierras me parecería justo, pero ellos se lo llevan todo y uno sigue con la eterna preocupación de poder pagar su hipoteca, la comida de sus hijos, etc. Uno llega a su hora o incluso antes y si no, va a la calle. Pero sale mucho después de terminar su jornada laboral y esas horas de más no cuentan.  Ellos no regalan NADA y nosotros, por la cara, tenemos que regalarles nuestro tiempo, nuestra salud y el dinero que habríamos ganado con esas horas de más que hacemos gratis. ¿Les parece justo, Propietarios de hoteles  de Corralejo? Hoy me juego el pan por decir la verdad. Mi salud se ve afectada al tener que tragar con estas injusticias, no puedo callarme. Ustedes ganan siempre, nosotros perdemos Salud, Tiempo, Dinero y sobre todo la Fe en que los empresarios algún día llegarán a ponerse en la piel de sus trabajadores. Les digo una cosa, PROPIETARIOS: Yo iría feliz al trabajo si esas horas de más me las pagasen y ustedes ganarían en imagen ¿O acaso se olvidan de que su sustento son los turistas y no quieren ver trabajadores cabreados; de que quieren un buen servicio y cuando a una la sobrecargan de trabajo el buen servicio queda en un segundo plano?
 Si queréis leer la revista de Noviembre, aquí os la dejo:

1 comentario:

  1. ¡¡Genial!! Como siempre, tan transparente en tus opiniones. Estoy contigo, como supongo, la mayoría de gente que se encuentra en la misma situación.
    Un beso :-)

    ResponderEliminar