jueves, 29 de noviembre de 2012

Según Claudia Müller


El otro día me sorprendió gratamente la lectura de un artículo publicado por la economista y corresponsal alemana en Madrid, Claudia Müller, en varios periódicos económicos alemanes. El artículo explica certeramente la situación que atraviesa España, la relación tensa que mantiene con Alemania y hacia dónde nos está llevando un modelo de “Estado totalmente inviable” y cito textualmente lo que dice: “fuente de todo nepotismo y toda corrupción”. También menciona el sentimiento común entre los alemanes sobre los españoles: “Crece la crítica ante la supuesta mentalidad de fiesta de los españoles” y aclara que en España hay personas muy válidas, creativas y emprendedoras, el problema no es nuestra mentalidad de fiesta, sino como dice, de un modelo de estado corrupto.
El artículo no tiene pérdida aunque en España no se le ha dado difusión. Les recomiendo que lo busquen por internet y lo lean atentamente, porque lo que no es de recibo es que tenga que venir una persona de fuera a hacernos todo el trabajo sucio. Somos muchos los que luchamos de mil maneras distintas contra este sistema corrupto, pero no llegamos, no es suficiente. Como dice Claudia Müller, en España hay mucho talento pero no lo defendemos ni le damos la oportunidad de desarrollarlo mejorando nuestro país. No interesa, simplemente porque se acabaría el “chollo” para ellos. No les interesan las “cualidades humanas” sino las “capacidades de corrupción”  que pueda tener una persona. Trabajar como político y ser honesto no es buena combinación en España. Todos sabemos y todos callamos y a nivel local es dónde deberíamos empezar a cambiar el sistema, desde la base, porque si la base se rompe, tiemblan los cimientos. ¿Creen que no tienen ustedes poder para hacerlo? Podemos hacer y mucho. Las verdades incómodas tienen que salir a la luz, no pueden esconderse en un caparazón como las tortugas y callar por miedo. Algo que me frustra es el silencio que sufre esta isla, Fuerteventura: fuente de todo nepotismo y corrupción también, como el resto de España. Y todos lo sabemos. Entonces, ¿Por qué callamos? Libérense ya de los miedos, es la hora de cambiar. Las cadenas que nos atan deben convertirse en engranaje del cambio. Hagamos un esfuerzo y empecemos por poner reclamaciones por los malos servicios en el ambulatorio, en el ayuntamiento, en el hospital, en el cabildo. Cuando uno se encuentra con un inepto cobrando un sueldo y con su puesto asegurado debe poner una reclamación. Cuando uno se encuentra con un “político” que ni tiene carrera, ni cualidades, ni aptitudes para su cargo, no debe votarlo. Hemos querido siempre que nuestros “amigos y familia” saliesen en las listas, ellos nos ayudan después con nuestras licencias, permisos, nos ofrecen buenos puestos de trabajo… ¿Se dan cuenta a donde nos ha llevado votar y callar por interés o por miedo a represalias? Quizás a muchos se la refanfinfle pero ésa es la mentalidad local y eso es lo primero que debemos cambiar. Por nosotros, por nuestros hijos: Dejemos todos de ser corruptos, de vendernos. Analicémonos por dentro y sintámonos responsables de una vez de la situación que estamos viviendo.
Ahora mismo están sucediendo muchas cosas en nuestro municipio dignas de publicar: ¿Qué pasa con los socorristas? ¿Solucionarán con multa la carencia de personal que se ocupa de salvar vidas?  ¿Multarán a los muertos después de ahogarse por culpa de una asistencia ineficaz? ¿Y con el impuesto del alcantarillado que nos obligan a pagar cada dos meses totalmente desorbitado y cobrándonos por agua que no va realmente por el sistema de alcantarillado? O la piscina que se jactan de haber abierto después de nueve años que lleva inaugurada pero no ofrece la posibilidad de cursos de natación infantiles para que aprendan a nadar los niños, precisamente para que no se ahoguen por falta de socorristas…
Hablen, hablen…Yo sigo viva, ¡de momento!
Si queréis leer la revista de Octubre aquí os la dejo:

No hay comentarios:

Publicar un comentario