miércoles, 1 de agosto de 2012

Acuarelas para Natalia.



Te conocí, 
tardé en comprenderte y cuando logré atisbar el fondo oscuro en el que a veces navegas, 
me fascinaste.
Aunque la vida a veces se empeña en ponerte obstáculos, 
en enfrentarte a monstruos y en arañar tu alma, 
a mí me tienes a tu vera. 
Yo te tengo a la mía. 
Me consuelas, te consuelo. 
Te ríes y me río, lo pasamos bien.
Nos contamos secretos y nos curamos heridas. 
Algunas más profundas, 
otras del día a día, 
que con tu compañía, 
se alivian rápido y se olvidan. 
Te admiro como mujer, 
como madre, 
como amiga, 
pero sobre todo como persona.
Luchas. 
La vida te ha podido derrumbar y tú te empeñas día a día en que se muestre bella.
Y aunque algunos de esos días se visten de negro, aquí me tienes para ayudarte a pintarlos de color, amiga!

1 comentario:

  1. PRECIOSO, Natalia tiene que sentirse afortunada por tenerte, igual que tú te sientes afortunada por tenerla a ella.

    biquiños,

    ResponderEliminar