martes, 6 de marzo de 2012

A veces sonrío y no saben porqué

Vas y vienes. En algún rincón te encuentro de repente, sin avisar, sorprendiéndome gratamente. 
De vez en cuando algo hace que te recuerde... Tal vez una canción, un aroma o quizás una frase que ya oí de tu boca. A veces veo tus rasgos en otra persona o el carácter de otros me recuerda a ti. Cuando eso pasa, te hago un pequeño homenaje y en silencio...te recuerdo.
 Y esos momentos me hacen feliz... Esos momentos son como la magia que siempre está.
Cuando eso pasa la vida cobra más sentido. La existencia, da igual en que forma, es perenne, porque siento tu energía, aquí, en mi memoria. 
Sigues alegrando mis días. 
Sigo bailando contigo cuando suenan nuestras canciones.
Y entonces sonrío y no saben porqué...
 Brindo con cerveza al aire en el que estás y por un momento huelo tu perfume y veo tus ojos.
 Y esa chispa que brillaba en ellos resplandece fugazmente en mis recuerdos y vuelvo a sonreír porque estás aquí. 
Y entonces me embarga la emoción que sale por mis ojos con sabor salado.

2 comentarios:

  1. yo también creo en esa energía.
    biquiños,

    ResponderEliminar
  2. yo hay momentos en que la vivo... Gracias, guapa

    ResponderEliminar