jueves, 29 de diciembre de 2011

Cuentos de verdad

Ahora estoy aquí, intentando escribir algo con sentido, algo que me llene, que me haga sentir bien, pero no se me ocurre nada, simplemente lo que se me va pasando por la mente, pero la tengo un poco vacía, y es que últimamente no sé que me pasa, quiero compartir un montón de cosas que cuando me siento frente al ordenador, de repente se me olvidan. Después, en algún momento del día, de camino al trabajo, o cuando estoy acostada conciliando el sueño, me vienen mil ideas a la cabeza, párrafos perfectos para escribir, pero o por falta de tiempo, o por la pereza que provoca el levantarse cuando estás a punto de caer dormida, se quedan en algún rincón de mi memoria que ahora no consigo encontrar. Mi mente es caprichosa, cuando puedo no sale nada y cuando no puedo se me llena de palabras, de ideas, de fantasías, de debates, de preguntas y respuestas, de recuerdos transformados en cuentos, de poesías... Así que me permitiré el lujo de compartirles uno de mis escritos de días más inspirados que hoy. Se lo dedico en especial a todas aquellas personas que se han sentido así alguna vez o ahora mismo están pasando por eso y sobre todo a nuestros adolescentes, a los que debemos respetarles esa dura etapa por la que pasan hasta que por fin encuentran su propio camino.

De cuando el patito feo se convirtió en bello cisne.

Es un duro aprendizaje el de la adolescencia.
De repente uno se da cuenta que todos los afectos que nos rodean, nos los tenemos que ganar cuando salimos ahí fuera, que no es moco de pavo enfrentarse al mundo que hay tras la puerta de casa. Una pasa de ser querida por su familia y sentirse protegida a tener que ganarse un sitio en el mundo, de ser defendida por papá y mamá a tener que protegerse y solucionarse sus propios problemas. Es difícil encajar ahí fuera, es duro y a veces hasta es horrible ¡En serio! Si no te ríes con los demás, si no haces lo que hacen los demás te pueden ocurrir dos cosas: O que los demás te sigan a ti, o que los demás se rían de ti. Y si es la primera opción, perfecto! pero si es la segunda... Si es la segunda, lo siento chic@, lo pasarás mal! Y qué vas a hacer? No se lo vas a contar a mamá y mucho menos a papá, quitarán hierro al asunto, te dirán que quieres ser el ombligo del mundo y que fuera de casa eres una más de tantos, que los amigos no existen, si acaso dos o tres, que si no te hacen caso que busques gente nueva con la que relacionarte... Pero qué difícil es empezar de cero, romper esa inseguridad, esa timidez y hacer amigos, qué duro es cuando te rechazan, que atroz cuando resultas indiferente! Te hundes en la miseria, te regodeas en la auto compasión, te refugias en la soledad...Y acabas haciéndote invisible, inaudible. Sin embargo no consigues hacerte insensible y lloras. Las lágrimas dejan surcos en tu alma adolescente que prueba por primera vez el rechazo sin estar preparada para ello. Ay si fuese ahora! Si fuese ahora te reirías de ti misma, te sería indiferente. No darías importancia a todos esos desprecios, porque en el fondo, la mitad de ellos son producto de tu imaginación. Si una naciese aprendida evitaría mucho sufrimiento, pero tampoco saborearía este momento en el que miras atrás y dices: Lo he logrado, parecía imposible, inalcanzable, pero ¡mírate! Eres lo que quieres ser, o mejor dicho, estás a gusto con lo que eres. Ya no te escondes de ti misma, ya no te reprochas ser tan tonta, ni tan torpe, ni tan sensible... La máscara tras la que te escondías ha desaparecido, el muro tras el que te protegías ha sido destruido, el patito feo se ha convertido en lo que siempre fue y no conseguía ver, lo que tú creías ser es lo que proyectabas en los demás de ti misma, sólo te han sabido ver  cuando tú has descubierto lo que realmente eres.

viernes, 2 de diciembre de 2011

Boicot a la Cultura

¿Han pensado alguna vez en la importancia que tiene la creatividad?¿ En la repercusión beneficiosa que aporta a nuestras vidas la música, la lectura, la pintura, el baile, el cine, la arquitectura, etc? Cuando creamos algo, nos gusta compartirlo, porque sin lugar a dudas, es nuestra mejor forma de expresar lo que somos. Y cuando lo creado se ha hecho con amor, poniendo toda tu esencia en ese proyecto, la obra llega al corazón de los demás, porque ése es el fin: la expresión, la comunicación de lo que somos. Puede gustarnos u horrorizarnos pero estamos exponiéndonos al resto tal y como somos. Hoy en día se gana mucho dinero con el arte si eres realmente bueno y tienes suerte, pero también hay mucho arte entre quien no lo vende, entre quien lo comparte altruistamente o por esa necesidad suprema que tiene a veces el artista de compartir su obra con los demás. Es un acto valeroso, pues a veces uno corre el riesgo de ser abucheado, criticado y malinterpretado. Exponerse a los demás mediante su obra es un riesgo que merece la pena para ambas partes: autor y receptor. Sin embargo el riesgo corre sólo por parte del autor, es algo con lo que uno cuenta y a veces paga un precio demasiado caro: la desilusión, la frustración. 

Les hablo de esto porque muchos de ustedes sabrán que el 29 de octubre se iba a celebrar el festival de Cultura Urbana en su tercera edición, el cual ha tenido que cancelarse. El promotor y  autor de esta idea es Jose (componente del grupo de música "Leche Frita") Este evento se ha hecho por dos años consecutivos sin ánimo de lucro, sólo con motivo de expresar, comunicar y regalar generosamente el esfuerzo que significa llevar a cabo un proyecto como este, que pretende alargarse en el tiempo. Este año sin embargo no ha podido ser, la causa: La mala coordinación de los componentes del ayuntamiento. Al parecer, el 16 de octubre entró en vigor una nueva ley de espectáculos públicos, la cual exige un protocolo de seguridad totalmente excesivo para lo que iba a ser este evento (medidas de seguridad, plan de autoprotección, plano de la plaza al milímetro, seguro de responsabilidad civil, certificado de calidad de los materiales, certificación del aforo que va a asistir al evento, etc.)
Este es el cartel que anunciaba el evento para el día 29.  En el ayuntamiento se tomaron su tiempo antes de avisar que el evento exigía tal protocolo de seguridad.  

Imagínense el trabajo de todo un mes, toda esa elaboración de ideas y coordinación de tareas (hasta los niños y A.M.P.A.S de los colegios del pueblo estaban trabajando en el evento con toda su ilusión) Y ver despreciado el esfuerzo altruista de estas personas por el propio ayuntamiento es duro. Deberían tomar ejemplo y coordinarse como ellos lo hicieron, trabajar con la ilusión que ellos pusieron.  No encuentro lógico que el ayuntamiento, sabiendo desde principios de septiembre que este evento se estaba organizando, cómo avisa a día 24 de octubre de la entrada en vigor de esta ley, algo no encaja, al menos para mí, y les digo porqué:                                                                                                                                                                                  Ya en el nº de agosto les comunicaba que se iba a celebrar una charla organizada por Sara Estevez sobre el movimiento 15 M. Ella quería que actuase algún grupo ese día y fue a gestionarlo al ayuntamiento. Le exigieron el mismo protocolo de seguridad que a Jose en octubre (que es cuando supuestamente entra en vigor esta ley). Sara decidió hacerlo entonces sin grupo de música ya que los ciudadanos tenemos el derecho de reunirnos libremente en la calle. Sin embargo no fueron tan estrictos con la romería de la Virgen del Pino donde sí debería haber un protocolo de seguridad dada la particularidad del emplazamiento y características del evento.
Conclusión: Está claro que algunos somos como las almorranas. Cada vez que intentan limpiar su mierda, ahí estamos nosotros para recordarles que "la han cagao". Intentan hacernos desaparecer con cualquier pomada o ley que les viene al pelo para conseguirlo. Pero les digo una cosa, la determinación de los que creemos en lo que hacemos es tan fuerte que no lo conseguirán.