miércoles, 28 de septiembre de 2011

El Blog de O Suso

Hoy un colega bloguero me ha sorprendido con una de sus entradas. Ojalá muchos lean su blog porque significará que mejoraremos nuestra forma de ser a través de la reflexión. A veces necesitamos el punto de vista de quien lo ve desde fuera para darnos cuenta de qué podemos estar haciendo mal. Es muy importante el reflejo, la opinión, la crítica, la valoración. Eso nos hace mejorar como personas y sobre todo como educadores. Da igual si eres padre, maestro, amigo o conocido, creo que todos tenemos el deber de, en un momento dado, invitar a la reflexión que desemboca en enseñanza. Les dejo con su post para que todos los que quieran hagan una reflexión al respecto. Los niños necesitan límites adecuados a su edad pero no limitaciones.Este es su blog, enlaza directamente al post que me ha hecho pensar:  Por el camino yo me entretengo

lunes, 26 de septiembre de 2011

A mi Currusco y a mi Cuchifritina

Soy mamá, aquí me tienes
en la noche oscura 
en el mal día, 
en tu tristeza oculta
y en tu alegría
en tu llanto amargo,
en tu alegre sonrisa.
Soy mamá, aquí me tienes
llora si quieres
te haré cosquillas
enjugaré tu rostro 
con mil caricias, 
jugaré con tu pelo
te cubriré de besos
hasta que te de la risa.
Soy mamá, aquí me tienes
tu rincón seguro, 
tu hada madrina,
tu estrella polar
que te protege y guía
tu paracaídas siempre
sin tregua, sin medida.
Soy madre, aquí estoy
todo lo doy 
sin quedarme vacía
pues me llenas de vida
de amor, de alegría.


sábado, 17 de septiembre de 2011

FELICIDAD

 Estoy triste, porqué? Dios, cómo quisiera sentirlo otra vez! Qué anhelo de sentirme así, de explotar de amor, de pasión! Qué mágica la luz, el día, el momento, que fantástica es la vida cuando sientes así! deseas no salir de ese estado jamás... Te importa todo un pimiento, eres feliz y exhibes tu felicidad donde quiera que vayas...

viernes, 16 de septiembre de 2011

Soñando que sueño


Algún día estaré soñando que estoy dentro mi sueño, que estoy viviendo aquello que tanto anhelé y de que me habrá servido soñarlo si sueño que es un sueño? Mi vida es un sueño, no la toco con los dedos, no la saboreo, no la realizo. Siempre pendiente de mi sueño, estoy en babia y me olvido de poner los pies en tierra. En algún momento despierto que tengo en el día a día se me ponen los pelos de punta sólo de pensar en cómo llegué con el coche a Puerto Rosario ¡Si no me acuerdo de haber hecho el trayecto! De oír a mi hija decirme que es la 5ª vez que le pregunto si ha hecho los deberes. De los reproches de mi marido diciéndome que sí me ha dado el recado, pero como nunca escucho... En el Club de los poetas muertos el profesor intenta que sus alumnos se empapen del presente, les enseña el significado de Carpe Diem ¿Pero acaso es tan fácil empaparse del momento, del hoy y el ahora? Ya desde pequeños nos proyectan nuestro futuro: Si te portas mal mañana no vas al parque, si no comes no crecerás, cuando seas mayor te dejaré hacer esto... Y claro! Una se pasa la vida soñando con lo que será mañana y mañana nunca llega. Empiezo a percibir que no es lo mismo ensoñación que soñar. Yo vivo ensimismada en mi sueño en vez de perseguirlo, quizás así nunca consiga alcanzarlo. Supongo que debo ser objetiva, perseverante y sobre todo creyente de mi misma, pero en el estado de ensoñación no soy nada de eso, todo lo contrario, me pierdo en un laberinto de sensaciones quiméricas.                              Me vino al pelo y de casualidad esta entrada en el blog "Déjame que te cuente" El Poder del Ahora










martes, 13 de septiembre de 2011

MALDITO ESPEJO

La magia está en verte como realmente eres
A veces lo odio, en serio, le daría una patada y lo rompería en mil pedazos. Todos los días cuando lo miro, veo un reflejo de mi que no me gusta, me angustia, me hace sentir fatal, quisiera quitarme esa sensación, ser yo misma sin importarme lo que me diga él. Y me digo, me convenzo: mañana empiezo, mañana ... pero el tiempo no pasa en balde y yo soy tan coqueta... pienso que ya no queda tiempo, que siempre acabo cogiendo esos odiosos kilitos, cada vez son más y cuesta más quitármelos de encima. En el fondo es una frivolidad, aunque para sentirme bien por dentro necesito Verme bien por fuera. El espejo es de hace años enemigo inseparable aunque no puedo vivir sin él, necesito su opinión, aunque cuando le pregunto, lo que provoca en mi es inseguridad. A veces no me veo tan mal y entonces salgo a la calle satisfecha, segura, sintiéndome guapa pero al doblar la esquina de mi casa, el cristal de la tienda me cuenta otra verdad. No es la primera vez que subo a casa por culpa de ese maldito cristal, al final acabo cambiándome de ropa intentando camuflarme entre largos y anchos que probablemente hacen el efecto contrario al que busqué antes de salir la primera vez, pero camuflada al fin y al cabo, así no se fijan en esas carnes que sobran porque no hay nada que ver cuando te vistes con un saco. En verdad es algo que mantengo bajo control, no dejo que me domine totalmente, al menos consigo que no me quite el sueño, pero no puedo sacudirme esa sensación estúpida. Siempre me creí gorda, sé que no tiene nada de malo, pero cuando creces con esa palabra en boca de tus compañeros de cole, cuando se ríen y te ponen motes, cuando te rechazan en los juegos y te discriminan porque simplemente no tienes una esbelta figura, acabas creyendo que es muy importante No Ser Gorda y por el contrario es horrible serlo. Y podría deciros que no estoy gorda, estoy bien para mi edad, en serio! Pero es el maldito espejo!




Casualmente hoy recibí un correo que contenía un enlace a este blog, mi sorpresa fue encontrarme con este bello poema que va muy acorde con la entrada, os recomiendo que le echeis un vistazo. 

http://reversosinciertos.blogspot.com/