martes, 13 de septiembre de 2011

MALDITO ESPEJO

La magia está en verte como realmente eres
A veces lo odio, en serio, le daría una patada y lo rompería en mil pedazos. Todos los días cuando lo miro, veo un reflejo de mi que no me gusta, me angustia, me hace sentir fatal, quisiera quitarme esa sensación, ser yo misma sin importarme lo que me diga él. Y me digo, me convenzo: mañana empiezo, mañana ... pero el tiempo no pasa en balde y yo soy tan coqueta... pienso que ya no queda tiempo, que siempre acabo cogiendo esos odiosos kilitos, cada vez son más y cuesta más quitármelos de encima. En el fondo es una frivolidad, aunque para sentirme bien por dentro necesito Verme bien por fuera. El espejo es de hace años enemigo inseparable aunque no puedo vivir sin él, necesito su opinión, aunque cuando le pregunto, lo que provoca en mi es inseguridad. A veces no me veo tan mal y entonces salgo a la calle satisfecha, segura, sintiéndome guapa pero al doblar la esquina de mi casa, el cristal de la tienda me cuenta otra verdad. No es la primera vez que subo a casa por culpa de ese maldito cristal, al final acabo cambiándome de ropa intentando camuflarme entre largos y anchos que probablemente hacen el efecto contrario al que busqué antes de salir la primera vez, pero camuflada al fin y al cabo, así no se fijan en esas carnes que sobran porque no hay nada que ver cuando te vistes con un saco. En verdad es algo que mantengo bajo control, no dejo que me domine totalmente, al menos consigo que no me quite el sueño, pero no puedo sacudirme esa sensación estúpida. Siempre me creí gorda, sé que no tiene nada de malo, pero cuando creces con esa palabra en boca de tus compañeros de cole, cuando se ríen y te ponen motes, cuando te rechazan en los juegos y te discriminan porque simplemente no tienes una esbelta figura, acabas creyendo que es muy importante No Ser Gorda y por el contrario es horrible serlo. Y podría deciros que no estoy gorda, estoy bien para mi edad, en serio! Pero es el maldito espejo!




Casualmente hoy recibí un correo que contenía un enlace a este blog, mi sorpresa fue encontrarme con este bello poema que va muy acorde con la entrada, os recomiendo que le echeis un vistazo. 

http://reversosinciertos.blogspot.com/

4 comentarios:

  1. Te entiendo perfectamente,de echo yo muchas veces me siento como tu GORDA y también pienso que no me puedo quejar.
    Que sepas que en ti el físico es algo secundario que tu interior es super especial,mas que eso es Imperial,como dice Sergio cuando algo le gusta muchísimo.
    Animo son días y no tenemos que tenerlos en cuenta.
    Yo te quiero como eres y eso si que es verdad.
    Bicos....

    ResponderEliminar
  2. Jejejeje, este Sergio, me lo imagino diciendo: es super imperial! Gracias, amiga, hoy me tocó a mi recibir los ánimos, lo ves? bicos desde Fuerteventura. Ah! y tú si que eres SUPER IMPERIAL, jejeje

    ResponderEliminar
  3. No veo por qué tengas que creerle más al espejo que a tí mísma. Ignora al espejo.
    El vídeo precioso.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. ¡que jodida sensación!
    ¡como te entiendo!

    yo también estoy en guerra con esos kilillos de más... no es facil cumplir, este año ya, 49 años y saber que ya no eres tan joven como antes... ni tan monilla...

    yo también me siento feúcha muchos días.

    pero hay que luchar contra eso y cuanto más fea nos sintamos, ponernos más monas.

    biquiños
    Aldabra

    ResponderEliminar