martes, 5 de julio de 2011

Un poquito de mí


 Hace unos  minutos estaba en la cama; Había decidido acostarme temprano pues llevo un mes un poco estresante y se me nota en la cara el cansancio. Pero da la puñetera casualidad de que para un día que mi cuerpo decide por fin acostarse a su hora, mi mente se pone en discordia y comienza a trabajar y a pensar en temas nuevos que escribirles a ustedes, así que como la inspiración no viene cuando una quiere sino que es caprichosa y decide por su cuenta no me ha quedado más remedio que volver a levantarme y encender el ordenador ¡Eso sí! con mucho gusto aprovecho estos momentos a pesar del cansancio que llevo a rastras, pues para mi es puro placer escribir, me llena de orgullo que publiquen mis artículos y aunque no sean del gusto de todos, saber que me lee al menos alguien es algo que me sube el ego. Y perdonen mi sinceridad, pero soy humana y el ego es muy de los humanos, ¿verdad?
Como les iba diciendo estaba en ese trance en el que uno comienza a divagar sobre lo que ha acontecido en el día y al recordar una conversación mi mente empezó a analizarla. Dicha conversación trataba sobre el concepto "amistad", aunque les digo que para mi es "AMISTAD" No entiendo a la gente que llama amigos a conocidos o colegas de copas, ni entiendo a la gente que es tu amigo hasta que te conoce mejor y no le gustan ciertas características o comportamientos de tu personalidad. Yo soy de las que tardo en decidir si alguien merece el apelativo de "AMIGO" pero una vez me tiro al río lo hago con todas las consecuencias. A veces es un engorro ser amigo, es algo incluso dañino si no sabes llevar esa amistad, hay que estar preparado para todo tipo de eventualidades, porque es casi como ser hermano y uno tiene que saber soltarse, confiar, ofrecer, dar y también saber recibir sin orgullo. No me gusta el tipo de amistad en el que uno lo da todo pero se niega a recibir, eso no está bien, uno tiene que dejarse querer y aceptar que la amistad es un boomerang, que no es interés el recibir lo que el otro te da con todo su amor ¡Al contrario! sería un desprecio rechazar lo que te ofrece. Hace años leí que es fácil ser amigo de alguien con el que no chocas y con el que te compenetras, lo difícil es serlo de alguien con quien continuamente disientes o con el que no compartes sus razonamientos ni sus formas. Pero ahí está el enriquecimiento, el te enseña y tú le enseñas y así uno siempre gana. Espero que me entiendan... No incluyo a gorrones ni a maltratadores o manipuladores, sí a personas que por cosas de la vida, tienen diferentes modos de reaccionar ante las situaciones cotidianas, reacciones que una a veces no se las espera pero que sabe torearlas y manejar esa amistad como si de un barco de vela se tratara. Soy mujer de pocos amigos, muy pocos, pero los que tengo quiero que me duren toda la vida, porque tanto amor dado y recibido no se debe desperdiciar ni olvidar.


Cuando uno es joven sufre decepciones, aunque pensándolo bien, seguramente también servidora ha defraudado a algún que otro corazón, así pues, con el tiempo decidimos tener menos porque dicen que menos es más. Todo esto pensaba yo en mi cama llegando a la conclusión de que soy como soy gracias a mis padres, que lo han sufrido antes que yo, mi madre me enseñó a seguir abriéndome a las personas a pesar de las decepciones y a creer que todo el mundo es bueno hasta que se demuestre lo contrario y mi padre a darlo todo sin esperar nada a cambio, a estar siempre, haga frío o calor, nieve o truene y a ser siempre fuerte cuando te necesitan. En fin! Sobre todo era esto último lo que les quería decir, por eso no pude resistirme el levantarme de la cama. Ahora sí, buenas noches, vecinos, me voy a dormir!

13 comentarios:

  1. Es bonito lo que dices pero es muy difícil conseguir ese tipo de amistad y en caso de conseguirla que perdure.

    Perdí hace poco tiempo una amistad de 15 años [y todavía no sé qué pasó], cuando quise hablar y averiguar causas me encontré con un muro. Sufrí mucho y todavía no lo tengo superado del todo. Es difícil mantener una amistad y más en los tiempos tan egoístas que vivimos.

    biquiños,
    Aldabra

    ResponderEliminar
  2. ALDABRA, a eso me refiero cuando te digo que es difícil la decisión de SER AMIGO, porque se sufre. Pero creo que te equivocas al decir que has perdido una amistad. Yo la veo muy presente en lo que escribes y estoy segura de que si algún día esa persona te necesita, ahí estarás tú, a pesar del dolor, a pesar de la decepción. No dejamos de ser AMIGOS así como así, puede que esa persona piense que ha perdido una amiga, pero tú sabes que no. Simplemente tú tienes la capacidad de comunicarte, de encontrar razones y respuestas y esa persona aún no está preparada para darlas. Es una pena porque muchas veces perdemos la oportunidad de aclarar confusiones y dejamos que una mentira o una impresión equivocada actúe como mala hierba en nuestro jardín de amistad y simplemente por no hablar y explicar cómo nos sentimos. Pero no dudes que tú sigues siendo su amiga aunque ella no lo crea. Besitos Aldraba y gracias por pasar y leerme.

    ResponderEliminar
  3. Hola, Misón: bien hecho, el levantarte y explayarte, y sacar de tí y dejarnos tu bonita explicación de como tú entiendes y vives ese tesoro que es la Amistad, un poco vivida ya en tus padres. ¿Un millón de amigos, como decía R Carlos? Imposible, es palabra demasiado grande para desparramarla entre tantos.Imposible que alcance a todos. Tener, al revés, un amigo sólo, pero como si éste fuera un millón.
    Saludos blogueros

    ResponderEliminar
  4. Lo que sucede es que mucha gente está acostumbrada a vivir sólo de ilusiones, como la lotería o los mil amigos del Facebook. Hay mucha diferencia entre tener ilusiones en la vida y vivir de ilusiones; las ilusiones -para mi- son los retos, como ser amigo de ese que tengo a mi lado o amar a esos que están conmigo (básicamente la familia). Pero las ilusiones de muchos son: hacerse rico, encontrar el hombre (o la mujer) ideal, o encontrar la felicidad, sin darse cuenta de que ya son ricos, ya tienen a la persona ideal a su lado y la felicidad les llama todos los días a la puerta pero no le abren.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Que interesante tu entrada, sincera y escrita de un tirón. Me imagino la situación de acostarse a la hora correspondida y que el coco no pare y no pare de procesar, todavía tenés energías que te levantaste y la quisiste compartir con nosotros.
    La amistad es como las flores hay que regarlas para que florezcan, inclusive en las relaciones, es reconquistar diariamente y cuando el corazón quiere aún herido, es capaz de todo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. JOSE ANTONIO, jejeje, justamente hoy, volviendo del trabajo, escuché esa canción en la radio y pensé lo mismo, para qué tener un millón si con uno sólo que lo sea de verdad ya soy feliz?, besos
    DEAN, es precioso y verdadero lo que dices, la felicidad está todos los días ahí, simplemente no le prestamos importancia porque creemos que la felicidad es otra cosa y no lo que tenemos, besos vecino.
    ADRIÁN, es que es por la noceh cuando mi mente está más despierta, la muy jodida, jejeje. Soy de tu opinión, los amigos hay que cuidarlos y mimarlos porque son algo muy preciado y muy escaso, pero sobre todo porque es un placer darlo todo en una amistad sincera, ya que uno está recibiendo el doble de lo que da. Besos

    ResponderEliminar
  7. Estoy de acuerdo contigo, siempre decepcionamos, pero los amigos siempre nos quieren por lo que somos, no por lo que parecemos

    Besicos

    ResponderEliminar
  8. Estoy totalmente de acuerdo con Belén, además, un amigo se "mojará" y te cantará... sus 40... pensando que así te ayudará, aunque se equivoque.
    Un amigo siempre te justificará frente a quienes te critiquen y te defenderá.

    Besibrazos.

    Guillermo Eltravieso

    ResponderEliminar
  9. BELÉN, con un amigo uno se relaja y deja de aparentar. Es un descanso quitarse esa máscara y ser uno mismo, poder contarlo todo como una lo piensa sin miedo al que pensará de ti esa persona, pues enseguida te dirá lo que piensa sin ofenderte ni lastimarte, así es la amistad para mi.Besos.
    GUILLERMO, me gusta mucho la parte en la que me defienden y justifican, yo también lo hago, no permito que hablen mal de mis amigos. Besos.

    ResponderEliminar
  10. Pues sí, se te olvidó decir una frase de nuestro padre que a mí me ha enseñado mucho y ahora la utilizo con frecuencia: "yo, conocidos tengo muchos, amigos contados". No lo olvides nunca, y yo he añadido que mis mejores amigos están dentro de mi familia.
    besos

    ResponderEliminar
  11. PatriLou, pues sí, se me olvidó. Pero mejor porque así has entrado tú a recordármelo. Los vínculos familiares son los más importantes ¿a quién acudo yo cuando me pasa algo grave? en quién descargo cuando estoy desconsolada? y con quién comparto antes mis grandes alegrías? besitos, hermanita.

    ResponderEliminar
  12. El destino determina quien entra en tu vida,pero solo tù decides quien se queda.....

    Yo he sufrido mucho por "amistades",que el tiempo demostrò que no merecian la pena...
    He perdido a algunas personas a las que por ayudarles,volvieron los consejos que les dì en mi contra....

    pues bien,queda demostrado que el tiempo pone a todo el mundo en su lugar.....

    y que no podemos estar pensando en lo que hicimos mal para que ell@s se alejaran,solo si lo hicimos de corazon tendremos la conciencia tranquila....

    y que tarde o trempano,si esa amistad ha de seguir hacia delante,seguirà...y si no,queda demostrado que esas personas solo nos utilizaron a su antojo..mientras necesitaron un hombro sobre el que llorar,estuvieron a nuestro lado,y una vez superado el trauma que sufrian,nos dieron de lado...en eso soy una experta.....
    Experta en que los demas utilizen mi hombro para apoyarse cuando se caen...y que me den de lado cuando todo les vaya bien....

    soy asì de tonta?...bueno no sè,quizas es que espero lo mismo que ofrezco....y asì me và....decepciòn tras decepciòn....

    Dicen que con el tiempo cambias y te vuelves mas desconfiada...a no dar tanto..o simplemente a racionar tu confianza...pero yo despues de 30 y picos largos¡¡¡¡ sigo como siempre..no he cambiado nada...y mejor...por que me gusta como soy,de echo estoy orgullosa de mi misma..por que los mayores traumas de mi vida los he superado en soledad,y eso me ha convertido en una persona mas fuerte,y a darme cuenta de que siempre se puede salir hacia delante,si realmente tu quieres....

    bueno mison no me enrrollo mas que llevo mucho tiempo sin escribirte y hoy tengo el dia un poco de bajon..y me dà por confesarme....jajaja

    recibe un saludo de:

    SCARLET O`HARA.....

    ResponderEliminar
  13. Di que sí Scarlet! De tonta nada, buena persona es lo que eres. Nadie tiene la culpa de lo que hacen otros, así que tenemos que esperar a ver si una amistad cuaja o no cuaja, se sufre pero con el tiempo aprendemos a que no duela porque hemos dado sin esperar y esa es la mejor prevención contra el dolor. Y arriba ese ánimo que la vida es bella. Besos

    ResponderEliminar