miércoles, 30 de marzo de 2011

La realidad es que mi sueño siempre vuelve

Una puerta se abre ante mi. De repente puedo verlo,está ahí delante de mis ojos, puedo compartirlo todo. Ya no tengo que dejarlo, ya no quiero matar ese sueño, porque he visto como se abre la puerta ante mi. Quise olvidarme, fingir que no me importaba, me convencí de que no estaba a mi alcance, me convertí así en una mediocre que da la espalda a un sueño. Pero eso vuelve siempre, es más fuerte que yo, es la necesidad la que me lleva a insistir.

5 comentarios:

  1. Es lo único que merece la pena realmente, ese sueño es el motor que nos mueve y nada debe impedirnos el hacer que se haga realidad.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Pues lo dicho. No dejes escapar los sueños.

    ResponderEliminar
  3. Esos sueños los hemos tenido muchos... y no deseamos dejar de soñarlos. Como le digo a mi amiga del alma continuamente, "no quiero dejar de soñar éste sueño tan real", y es que hay realidades que superan cualquier sueño y sueños muy reales.
    besos mison desde la mancha

    ResponderEliminar
  4. Hay sueños recurrentes que olvidar y otros muchos que hay que retener en la memoria...

    Besicos

    ResponderEliminar
  5. DEAN, a veces crees que el sueño que mueve el motor de tu vida es demasiado grande para ti porque te falta autoestima y fe en ti mismo, por eso me hizo falta tanto tiempo para decidirme a ir tras él.
    CLAUDIA, creo que ha sido el sueño mismo el que me atrapó a mi, de ser por mi, lo hubiera dejado escapar, de cobarde que soy.
    REGALO, cuando te sientes demasiado pequeña para un sueño tan grande sí deseas olvidarlo, el caso es que el sueño te deje y a mi no me dejó.
    BELÉN, el mío ha sido recurrente a lo largo de mi vida, de esos que sabes que no serás feliz si no le dedicas tus esfuerzos a intentar realizarlos.
    Un beso para todos y seguid soñando como yo

    ResponderEliminar