lunes, 14 de marzo de 2011

GRANITOS DE ARENA: Al descubierto (Revista Vecinos de Corralejo)


Con retraso, pero aquí os dejo mi último artículo publicado en la revista local de mi pueblo.

Queridos vecinos lectores, sé que algunos pensaran que lo de queridos es un decir, una forma de comenzar a escribir y sí, es una buena manera comenzar llamándoles cariñosamente queridos, porque si ustedes no me leen ¿qué sentido tendría para mi escribir? Así que créanse que cuando digo queridos lo digo con todo el sentimiento que conlleva la palabra, incluso para aquellos que me critican mis artículos. Nadie está exento de la crítica y menos una escritora amateur como yo.

Sé que  a veces puede parecer que me quedo a medias, que me callo cosas, pero comprenderán ustedes que es difícil para mí no omitir ciertas opiniones sin dañar o incluso ofender. Este mes, con motivo de la multiculturalidad quisiera hablar de la poca convivencia que hay entre los distintos colectivos. Me gustaría decir que convivimos sin problemas, pero no es cierto. Da la impresión de que Corralejo está dividido en varias comunidades.
 Los que llegan aquí de otros países e incluso de otras partes de España tienden a agruparse entre miembros de su misma comunidad, no se adaptan ni se integran en el pueblo, salvo escasas excepciones. Los que llegamos de fuera nos encontramos de repente en un lugar totalmente distinto del que venimos, con nativos del pueblo que a pesar de tener su propia cultura, abren las puertas a las nuestras, saben mucho más de nosotros que nosotros de ellos, pues al contrario de lo que se dice, los majoreros son un pueblo que acoge e integra, que ofrece trabajo, que da facilidades. Sin embargo hemos de reconocer que muchos de los que llegan aquí rechazan totalmente la integración y nada más se codean con los suyos. ¿Para qué entonces celebrar la multiculturalidad si eso mismo es lo que nos separa? No podemos negar la evidencia, estamos ante un choque de culturas. Muchas veces se falta al respeto a lo nuestro, simplemente rechazándolo y no cumpliendo normas de convivencia tan sencillas de respetar. Si objetamos algo o señalamos a algún colectivo generalizando (pues es cierto que algunos son más problemáticos que otros) ya se nos tacha de racistas y no es justo. No es justo que el que llega de otros lugares pueda hacer las cosas a su manera, como lo hacía en su país, porque aquí las cosas funcionan de otro modo. No se puede irrumpir en un sitio y pretender que te acojan cuando eres el primero en llegar y pasar por encima. Debes adaptarte a las normas de convivencia y si no lo haces no eres quien de culpar de racismo a los que te señalan. A mí me indignan ciertas actitudes que van en contra del bienestar del pueblo y que van creando resquemor y desconfianza. Se dan oportunidades de aprender a convivir en Corralejo, la pregunta es: ¿Hay intención de integrarse?
Me gustaría reservar unas líneas para denunciar públicamente la inseguridad que se está viviendo en el pueblo. Es algo muy comentado. Cada vez hay más robos, más tráfico de drogas, más vandalismo… Pero no se ve mucho refuerzo policial a pesar de que esto va en aumento. Pediría a la competencia encargada de nuestra seguridad ciudadana que tuvieran en cuenta que el cuerpo policial no sólo debe ser visible en las calles frecuentadas por los turistas (el centro comercial, el waikiki, la calle principal) También me gustaría verlos por el resto de las calles, sobre todo en esos puntos sin duda conflictivos. 

5 comentarios:

  1. Hola: creativa, melancólica, inteligente, perseguidora de utopías,sociable. ;)

    ¿Cuántos paises no dejan entrar a los sinpapeles y los que se cuelan los expulsan?... Me refiero, a los sinpapeles para trabajar.

    Creo que ese es uno de los problemas principales, pero, claro otro de los problemas, es que la... supuesta "autoridad competente", no quiere tener más problemas de los normales. Sabes la cantidad de papeleo que tienen que hacer éstos por las detenciones y demás intervenciones policiales???

    Besibrazos.

    ResponderEliminar
  2. Guillermo, yo no estoy en contra de la emigración ¿cómo estarlo siendo gallega? Estoy en contra de ciertas actitudes, sobre todo las que afectan al bienestar de la población, hablo de responsabilidad cívica y de integración y eso no sólo tiene que ver con las autoridades competentes sino con los que emigramos. A mi me gusta el dicho de Donde fueres haz lo que vieres y le añadiría que se pueden aportar enseñanzas y se pueden fusionar culturas, siempre que se trate de enriquecerlas y mejorarlas. Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Es una pena lo que cuentas, y siendo municipios ricos, es lamentable ver como se despilfarra el dinero de los impuestos y no se gasta en cosas necesarias como la seguridad.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Hola Belen, sabes como pienso y solo te diré que entre ser bueno y solidario y entre tonto y estúpido en muchos casos no hay ni un parpadeo.

    Ésto que han dado por llamar discriminación positiva por rizar el rizo con un eufemismo progre, pues no deja de ser discriminación y lo unico que hace es potenciar la animadversión hacia gentes que no tienen culpa ninguna.

    La política basura que tenemos es la principal culpable, no exenta de mala conciencia aunque traten de camuflarla vestida de supuesta solidaridad. Ésta debería empezar por los que todos los días nos levantamos para sacar adelante nuestras familias y el país y que ahora sin trabajo y sin ayudas lo están necesitando.

    Un abrazo. Angel

    ResponderEliminar
  5. ÁNGEL, es verdad que hay una línea muy fina entre la solidaridad y la estupidez. Un beso

    ResponderEliminar