domingo, 16 de enero de 2011

¡No os riáis los Hombres!

Cuando me va a venir la regla me pongo insoportable ¡No os riáis los hombres! Es difícil para una mujer controlar esos días sus pulsiones, sus reacciones, sus pequeñas histerias, sus excesos, sus llantinas... Yo nunca me doy cuenta de a que se deben esos arrebatos hasta que me llega el período, jejeje, qué fino me quedó, el período...
Me acabo de acordar de aquel capítulo de Verano Azul en el que Bea se hizo MUJER, su hermano Tito decía a sus amigos que a su hermana le había llegado el periódico. Fijaos si es importante ese día que cambia toda tu vida, ese día en el que no sabes si alegrarte o llorar, porque de repente YA ERES UNA MUJER y ni siquiera te has dado cuenta de cómo carajo se ha producido ese cambio, de qué diferencia, aparte de la braguita manchada, hay de ayer a hoy, al menos yo seguí siendo la misma Belén infantil durante bastante tiempo, aunque me dijeran ¡cuidado, ahora ya puedes tener hijos! jejeje, Dios mío! Asustada estaba yo de pensar en cómo podría tener hijos si casi ni sabía cómo se hacían... En realidad era de aquellas que dudaba si con un beso me podría quedar embarazada, menos mal que algunas preguntas me las resolvía mi hermana mayor y otras la revista pronto en su sección de : Tú preguntas, el sexólogo responde. Aunque muchas veces, la revista en vez de aclarar mis dudas hacía todo lo contrario, sobre todo cuando utilizaba términos como masturbarse, felación, ménage à  trois... Qué coño se suponía que era eso? Así que estuve un tiempo pensando que mejor era no besar a ningún chico por si las moscas...
Bueno, como siempre, me voy por los cerros de Úbeda. Decía que es difícil controlar esos cambios de humor, sobre todo cuando no tienes en cuenta que te va a venir la regla y por eso estás más sensible de lo normal, o más malhumorada, o más triste, o más irascible... Y como no has caído en ese pequeño detalle no te preparas para lo que se te avecina, por ejemplo, una mala contestación de tu jefe, motivo suficiente para ponerte a llorar y no parar. O que tu marido intente picarte, ingenuo él! y tú respondas armándole una bronca y tergiversando todo el sentido de sus palabras. O que tu hija te pregunte cosas y tú le ladres respuestas porque, es que te cuesta la misma vida contestar amablemente... En fin, que es una lata esto de la regla, sí, me encanta ser mujer, me encanta ser la "prota" durante nueve meses aunque después pase a un segundo plano. Me encantó llevar en mi vientre a mis hijas, egoístamente pienso y me engaño sintiendo que son más mías, aunque en el fondo sepa que son sólo de ellas mismas. Pero me fastidia enormemente no controlar estos estúpidos cambios de humor que me juegan malas pasadas, me ponen en evidencia y me hacen sentir frágil y es que en esos días, cualquier cosa que me digan, puede afectarme de muy diferente manera a la que el interlocutor pretende. Así que... cuidado con lo que me dicen!

9 comentarios:

  1. Síndrome premenstrual: La decepción que confirmma la regla. ;)

    Saludos!!

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que a mi me pasa más o menos lo mismo... no estás sola

    :)

    Besicos

    ResponderEliminar
  3. Yo igual , o estoy llorando por los rincones o estoy pegando gritos del mal genio que me entra. Estos cambios hormonales a las mujeres nos traen locas jajajaj por no decir el mal estar de esos dias. La semana que viene me toca buuuuuaaaaa
    Un besazo

    Maria

    ResponderEliminar
  4. ALE, pues sí, es una decepción y dudo que haya alguna excepción que la confirme. Un beso
    BELÉN, menos mal que entre nosotras nos comprendemos, besiños.
    MARÍA, el otro día lo pasé fatal en el trabajo, es que no podía parar de llorar por la tontería más tonta y es que me sentó muy mal una contestación de mi 2º jefe y ya se me desató la rabia y venga a llorar, menos mal que mis compañeros hicieron mi trabajo e intentaban hacerme reir, que lindos! la verdad que se portaron muy bien conmigo. Pero en esos momentos te sientes estúpida por no ser capaz de dejar de llorar por una tontería, verdad? Un beso, guapa.

    ResponderEliminar
  5. No si no me rio, simplemente alucino, creo que el "problema" no es la regla, sino el no ser consciente de que está viniendo.
    A mi me pasa algo parecido con las resacas, tanto de alcohol como de sueño, y me pongo muy impertinente, pero soy consciente de que es la deshidratación del cerebro la que me lleva a esa reacción así que respiro, sonrio, me callo y bebo aguita.
    Un beso chica y por cierto, gracias a este incoveniente mensual vienen lo mejor del mundo, los hijos, así que eso que ganas, no?

    ResponderEliminar
  6. SUSO, jejejeje, tú sí que me alucinas! Es que aunque una sea consciente de que está así porque le va a venir la regla, no puede evitarlo, está hipersusceptible, sensible o al contrario, también le puede dar por supercariñosa, cachonda, eufórica...depende de lo que le apetezca ese mes a nuestras queridas hormonas. Aún siendo consciente yo no voy a dejar de estar cachonda, super feliz, jodida o llorona, es un hecho y si pretendo evitarlo, todavía es peor, lo único sería recluirme en mi habitación hasta que se me pase. Pero, como a pesar de que es mi regla, contribuyo con la humanidad trayendo hijos al mundo, nos tenemos que aguantar todos y si yo estoy inaguantable a ti te tocará ser un poquito más paciente conmigo, jejeje. Un beso de mulata.

    ResponderEliminar
  7. Entiendo que es una verdadera lata para muchas mujeres. Con que apareciera un día al año sería más que suficiente para mantener la especie, total, la mayoría de esfuerzos son anticonceptivos... Creo que muchas chicas serían más felices sin este incordio, pero parece inevitable a pesar de los avances de la ciencia. También conozco algunas para las que es una época completamente intrascendente, de todo hay.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  8. Bueno, mison, pero el que avisa no es traidor, y si tu te conoces a tí misma y lo sabes y lo haces saber a los que te rodean, pues ok, de todas formás es curioso, no?, como lo biológico nos afecta y nos roba en cierto sentido la libertad. ¿Hay en los hombres algo físicamente comparable? Yo tenía de joven un amigo que decía que la mañana que no se levantara empalmao (con perdón) se pegaba un tiro. Eran bravatas adolescentes, claro, porque ahora tiene cincuenta tacos y no creo yo que todas las mañanas se levante en puntas, vamos, digo yo, pero él decía que era la agradable sorpresa de cada mañana al despertarse, y yo le decía, pero tío, si es cada mañana, no es sorpresa,y él, pues sí, porque ten en cuentas que despertarte es también un poco nacer y descubrir... En fin, mison, cosas de tíos a los que les gustan las chicas y que me han sugerido tu simpático texto. Te sigo. Gracias

    ResponderEliminar
  9. DEAN, en el fondo estoy muy orgullosa de ser mujer con todas sus consecuencias, simplemente quise reflejar un poco los inconvenientes, desahogarme y explicar porqué las mujeres a veces tenemos esos cambios de humor que pueden confundir al que está al lado. Un beso.

    JOSE ANTONIO, es que las mujeres tenemos nuestras cosas y los hombres teneis las vuestras, jejeje. Un beso.

    ResponderEliminar