sábado, 8 de enero de 2011

Ese terrible vacío

Nunca tuve miedo del tiempo
me reí siempre de aquellos
que temían hacerse viejos,
de aquellos que cada año
íban cumpliendo menos.                             
Ahora ya no me rio,
me entró el pánico,
me da escalofríos.
Cuando pienso en ello
incluso me deprimo.
Será por la inercia
de dirigirme al destino,
ese que está tan cerca
ese que es el mismo
que el de mi vecino,
ese que no me deja
esperanza por lo divino
ni escaparme por donde he venido.
Volver al vientre
sería de recibo,
renacer, si pudiera,
lo hubiera elegido,
aunque mi vida con espinas
repetiría mil veces
sin envidiar la del rico
sin menospreciar la tuya
me quedaría con la mía
con gusto he vivido todo
penas y alegrías,
desengaños, golpes y tropiezos
remiendos, comienzos y sueños,
muertes y nacimientos,
llantos, risas, lamentos.
Y lo mejor de todo,
lo que más colmó mi alma de alegría
lo que lleno de amor dejó
mi corazón, mi vientre, mi vida.
De ahí mi pánico proviene
de ahí ese escalofrío,
ese terrible vacío que sentiré
cuando me halla ido.

7 comentarios:

  1. Vengo a echar un ratito en tu espacio, para llenarme de tus cosillas. Como siempre te agradezco tus comentarios en mi blog.

    Saludos y un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Me deja pensando...como pasa el tiempo y como nos va quedando menos ....
    Un abrazo guapa

    Maria

    ResponderEliminar
  3. Lo mejor es dejar atrás el pasado, no pensar ni preocuparse lo más mínimo por el futuro y vivir, eso sí, plenamente el presente. Es la fórmula mágica para no tener escalofríos. Abrazos

    ResponderEliminar
  4. Pues de momento dejas tras tí una estela de sentimiento, de sensibilidad, de noble inquietud, y también de quietud en lo azul y en el viento que no sólo a tí, a todos nos trae y nos lleva.
    Saludos bloggeros

    ResponderEliminar
  5. Siempre hay momentos en los que hay que doblarse y desaparecer un poco... para luego salir!

    Besicos

    ResponderEliminar
  6. ¡como te comprendo! pero ¿sabes qué? ahora mismo me siento tan plena, que si me muriese sé que habría vivido todo aquello que quería.

    biquiños,

    ResponderEliminar
  7. Chicos, gracias por vuestros comentarios, he estado fatal con la gripe y no tenía energía para meterme en el blog, la poca que me quedaba la he guardado para ir a trabajar hasta con fiebre y es que hoy en día acojona faltar al trabajo aunque sea justificadamente. Un beso para todos.

    ResponderEliminar