miércoles, 3 de noviembre de 2010

WARIS DIRIE, la valentía en persona.

¿Os podeis imaginar lo doloroso que fue hablar de la infibulación para Waris Dirie?
Cuando habló sobre la mutilación genital femenina estaba hablando de sí misma, porque también ella fue mutilada, y en una de las formas más severas(extirpación del clítoris y labios menores de la vagina y cosiendo la abertura dejando una pequeña abertura para la menstruación y la orina). Pero además del sufrimiento que provoca hablar de algo con lo que vivirás el resto de tu vida, algo que te ha hecho sufrir físicamente y psíquicamente, se le añade el dolor provocado por la batalla moral que en esos momentos estaba librando en su cabeza: ¿cómo hablar de algo que es tabú para ti y los tuyos?, ¿cómo decir que lo que su madre dejó que le hicieran no fue para dañarla sino para hacerla pura?, ¿cómo explicar que hasta ella misma deseaba que la circuncidaran cuanto antes para sentirse más digna? 
En esos instantes que Waris Dirie habló de la mutilación se sintió liberada y condenada al mismo tiempo. Liberada del tabú y condenada por su pueblo, por su familia y hasta por ella misma sintiendo que había traicionado a los suyos al hablar de algo prohibido con el agravante de hacerlo para el mundo occidental y a favor de la abolición de dicha costumbre que su país no dejaba de ver como algo sagrado y obligado en una mujer limpia y pura.
Pongámonos en la piel de ella. 
No sé ustedes, pero yo recibí durante años una estricta educación católica en la que todo lo que hacía o pensaba era escrudiñado bajo la lupa del pecado y cada paso que daba me hacía sentir culpable y confusa...perdida. 
¿Cómo puede una mente infantil interpretar adecuadamente los mensajes codificados de la biblia? ¿cómo puede un niño entender el lenguaje de la manipulación religiosa? Imagínense esas personas que saben de lo que hablo, pues han recibido una educación basada en los engaños de la iglesia. Lo que significa para un niño el pecado, la culpa, el miedo al castigo... y después cálcense los zapatos de Waris Dirie viendo este vídeo de su intervención en una conferencia a favor de la abolición de la mutilación genital femenina.
También les recomiendo el libro Amanecer en el desierto de Waris Dirie y Jeanne d´Haem.

8 comentarios:

  1. Este verano ví la película y aunque ya conocía la historia de Waris, de igual modo me impactó porque no puedo imaginar dolor tan grande, físico y psicológico. No soy capaz de entenderlo ni de admitirlo. Me parece una atrocidad en mayúsculas. Sólo querer pensarlo se me revuelven las entrañas.

    La religión siempre ha hecho mcuho daño, mucho, menos mal que hace tiempo que me he vuelto atea. ¡Y cuanto más feliz soy ahora!

    biquiños,

    ResponderEliminar
  2. Sí la religión no deja de ser pura manipulación. Cada uno debería tener su propia creencia personal e intransferible, podemos intercambiar ideas, valores, pero jamás imponer en qué debe creer una persona.biquiños para ti también.

    ResponderEliminar
  3. Será que yo soy una rebelde. Cuanto más me imponen algo menos ganas tengo de hacerlo.

    Yo tampoco lo entiendo, la tolerancia hay lugares dónde parece inexistente... o no parece, sino que lo es.

    A mi personalmente me indigna.. por ejemplo, yo soy Cristiana... Católica.. pero creo a mi manera.. no como la iglesia me lo dice..

    ResponderEliminar
  4. Luna, yo también soy católica, pero de cultura, si se puede decir así, no de religión. Me encanta ir a las bodas, comuniones y bautizos, a las procesiones de mi pueblo y todas esas cosas que me hacen sentir unida a los que me rodean y participar con ellos de la alegría. También voy a los entierros a despedir a los que nos dejan, pero ya te digo, no por creencia religiosa sino porque forma parte de mi educación y es una de las muchas formas de celebrar momentos especiales. Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Si ... a eso me refiero.. yo participo de eso.. y tengo mi fé como la tenemos todos.. pero se llama catolicismo como si te digo Lunaismo, Porque a fin de cuentas..son muchas las cosas que no comparto, o que no practico, así que no sé, es algo que va conmigo, pero sin prioridad.
    cualquier religión tiene un punto en común que es ese, la Fé. La necesidad de creer en algo..más grande.. aunque no tengo necesidad de ponerle nombre. Mi pensamiento es ese con respecto a la religión, porque para mi no debe ser un círculo cerrado y hago uso de mi libertad para ejercerla como a mi me gusta o de no hacerlo.
    Pero al final como tu dices, termina siendo más cultura que otra cosa..por lo menos hasta que vaya entradita en edad y me de por ir a escuchar al cura jaja ;)

    ResponderEliminar
  6. Lo has explicado muy bien, Luna, cada uno cree a su manera y todos en el fondo tenemos fe, le podemos llamar Dios, pero Dios es para cada uno algo muy diferente de lo que puede ser para otro, por lo tanto para mi es indefinible. Besos.

    ResponderEliminar
  7. Cierto, es una atrocidad, no entiendo como hoy en dia alguna madra puede dejar que le agan eso a su hija,,,,,,
    Mison cada vez e gusta mas como escribes, beso. G

    ResponderEliminar
  8. Pues todo es producto de la religión y manipulación que ejercen a través de ella, es una fórmula de poder con la que manipulan a través del miedo. Lo bueno que tienen las telecomunicaciones es que cada vez somos menos ignorantes y por lo tanto menos manipulables y lo malo que en esos países la información no llega y la que llega está desgraciadamente,MANIPULADA. Gracias por tu comentario, besos.

    ResponderEliminar