domingo, 12 de septiembre de 2010

A MI CACHITO

Sara se llama
la que me salvó,
la que me despertó,
la que me levantó,
me vistió y me aseó,
lavó mi alma perdida
en la suciedad
del no sentir nada;
tocó mis sentidos
con su varita mágica.
Con su luz
me hizo brillar,
con su alegría
y con su amor.
Yo le di el nombre
pero ella es mi madre,
su luz alumbra mi oscuridad,
consuela mi pena
alivia mi soledad.

2 comentarios:

  1. ¡Qué bonito Belén! Me están cayendo las lágrimas, como entre mi jefe va a flipar jejeje. Biquiños.

    ResponderEliminar
  2. Sara fue más mi madre que mi hija, si no hubiera sido por ella no habría tenido fuerzas para luchar en los momentos duros, dicen que los padres educan y yo creo que son los hijos los que nos inician en el largo camino de madurar. biquiños.

    ResponderEliminar