lunes, 20 de septiembre de 2010

CACHITOS DEL CORAZÓN (HOMENAJE A JOSÉ ANTONIO LABORDETA)

A lo largo de nuestras vidas pasan personas que dejan huella imborrable en nuestra memoria, sentimientos cálidos en nuestros corazones, recuerdos bellos pero amargos que ponen una sonrisa triste en nuestra boca, nos dejan, pasan de largo y nos dejan vacíos, confundidos, nos dejan haciéndonos sentir tan pequeños que creemos morir un poco con ellos, y en realidad una parte de nosotros muere sino les dedicamos nuestros recuerdos, ese rincón que reservamos para ellos está vacío hasta que comprendemos, que si dentro de nosotros guardamos ese cachito dedicado a ellos, jamás habrán muerto del todo. en mis sueños, los veo y es tan real que al despertar sonrío.
Quiero aprovechar estas letras (ya publicadas anteriormente aquí) en homenaje a  ese gran poeta, cantautor y luchador de sueños que fue José Antonio Labordeta, estará siempre en nuestra memoria histórica pero sobre todo en la huella imborrable que dejó en los corazones de los que como él luchamos a pesar del miedo, a los que buscamos en ese mismo miedo la valentía para levantar la voz. Aquí les dejo una de sus canciones.




CANTA, COMPAÑERO, CANTA

Agua para el erial,
y trigo para el barbecho.
Para los hombres caminos
con viento y con libertad.
El miedo tiene raíces
difíciles de arrancar,
si ves que se hacen cadenas,
rómpelas y échate a andar.

Canta, compañero, canta,
que aquí hay mucho que cantar;
este silencio de hierro
ya no se puede aguantar.

Erizando los trigales
una voz viene a anunciar,
el camino en el que andamos
tu rabia lo encontrará.

Canta, compañero, canta,
que aquí hay mucho que cantar;
este silencio de hierro
ya no se puede aguantar.

Por el alba del camino
a tu hermano encontrarás,
dale la mano y camina
hasta llegar al final.

Agua para el erial,
y trigo para el barbecho.
Para los hombres camino
con viento y con libertad

AUTOR:    José Antonio Labordeta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario